Tenía coronavirus, estaba internado y compartió esperanza en el hospital – Noticias

0
31

Manuel Ale fue llevado al hospital Polo Sanitario, en Buenos Aires, con neumonía bilateral y con diagnóstico positivo de COVID-19. Pero esto no lo detuvo para sumarse a la campaña del libro misionero.

Por Alexis Villar
20 de noviembre de 2020

Manuel Ale en el hospital dedicando los libros para entregar. Foto: Familia Ale.

“El Señor me encomendó que abra en este hospital una oficina de esperanza”, dice Manuel Sixto Ale. Un hombre de 61 años al que la vida le propuso un gran desafío al enfrentar una neumonía bilateral tras ser positivo de COVID-19. A raíz de esta patología, los médicos no dudaron un instante y debieron internarlo en el hospital Polo Sanitario en la localidad de Los Polvorines, provincia de Buenos Aires.

Al llegar se encontró con un panorama desolador. “Estar allí, alejado de la familia y sin saber si los veré de vuelta en esta tierra o no, es lo que más te puede hace caer”, reflexiona este esposo y padre de dos hijos y abuelo de seis nietos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Casi no podía respirar. Me pusieron oxígeno. Desde el lugar donde yo estaba podía ver a muchas personas que venían con el mismo problema que yo. Esos son los momentos que marcan las diferencias en la vida de las personas. Ese instante fue especial -relata Manuel- porque el Señor me hacía ver el cuidado que estaba teniendo con su hijo y el cuidado que tiene con los hijos que aún no lo reconocen. Creo que fue allí donde empecé a pensar que el tiempo que me quede tengo que contarle al mundo que Cristo Vuelve”.

Estando internado llegó quien sería su compañero de habitación. Diego arribó con un cuadro crítico producto de la poca capacidad de respiración. En ese momento, Manuel pensó: “Él fue el hombre que Dios envió para ir recuperando mi salud, porque hizo que mi mente se preocupara por ayudarlo y así no estar preocupado por mi enfermedad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here